Skip to content

Secretos de la mente y la ciencia

Alejandro Sacristán Santos

Experto en comunicación

https://linkedin.com/in/alejandro-sacristán-santos-391040171/

 

Mens sana in corpore sano

A menudo la televisión nos ofrece campañas publicitarias en las que se nos recuerda lo importante que es el deporte para la salud y para mejorar nuestro aspecto físico. Sin embargo, realizar ejercicio también es muy beneficioso para mantener nuestro cerebro en perfecto estado. La práctica deportiva constituye una de las medidas más eficaces para mantener nuestra mente sana.

 

 

Hacer deporte nos ayuda a desconectar y favorece el ánimo positivo. Cuando nos ejercitamos la corteza prefrontal reduce su actividad de tal forma que todo aquello que nos produce enfado o mal humor pasa a un segundo plano. Todos nuestros recursos neuronales en esos instantes pasan a las áreas posteriores de la corteza cerebral, donde se dominan aspectos como la percepción, el control del cuerpo o la planificación del movimiento.

1i

Fuente: menshealthlatam.com

El ejercicio también fomenta la sensación de bienestar y aumenta la dopamina producida por nuestro tronco encefálico. Se produce, de este modo, un incremento de las ganas de continuar ejercitándose ya que la dopamina ejerce una función esencial para el sistema de recompensa y el control del movimiento. Este neurotransmisor actúa de forma muy efectiva también en personas con enfermedades como el Parkinson, ayudando a quienes lo padecen a reducir sus síntomas.

 

Practicar deporte favorece el proceso de neurogénesis, es decir, permite el nacimiento de nuevas neuronas mientras el cuerpo se mantiene activo físicamente. Este procedimiento se desarrolla en el hipocampo, situado en el lóbulo temporal y encargado de la memoria, la orientación espacial y la regulación emocional. Cuando esto sucede, aumenta nuestra sensación de bienestar, mejoran las capacidades cognitivas y nuestra salud mental se ve beneficiada.

2i

Fuente: Hsnstore.com

Otra gran ventaja que le aporta el ejercicio físico a nuestra mente es la presencia de una neurotrofina llamada BDNF. Se descubrió durante algunos estudios en los años 90 y es una proteína que sirve para ayudar a la supervivencia neuronal y facilitar el crecimiento y desarrollo cerebral. Además, está comprobado que practicar algún deporte incrementa los niveles de noradrenalina (neurotransmisor encargado de la memoria o la toma de decisiones, por ejemplo) en las zonas del cerebro asociadas a actividades cognitivas mejorando la capacidad de aprendizaje.

3i

Fuente: Semillassolares.com

El deporte libera también moléculas como la serotonina y la noradrenalina, ayudándonos así a tener una mejor autoestima y a vernos a nosotros mismos de manera más positiva mejorando, a su vez, nuestra calidad de vida. El ejercicio nos hace sentirnos más activos y permite que no arrastremos una sensación de cansancio continuo a lo largo del día. Además, nos inculca valores muy validos para nuestras vidas como el respeto, el trabajo en equipo, la aceptación, el compañerismo y la responsabilidad. Centrándonos en nosotros mismos, favorece que desarrollemos actitudes muy positivas como pueden ser la constancia, la perseverancia, la autodisciplina y la aceptación de la frustración.

 

 

Para que todo lo citado anteriormente se produzca y nuestra mente se mantenga sana, necesitamos que el ejercicio sea regular y constante. Los expertos aseguran que el mínimo para considerar que llevamos a cabo un buen entrenamiento que mejore nuestras capacidades físicas y mentales sería ejercitarnos tres días a la semana durante media hora. Es importante mantener una rutina firme ya que si dejamos de lado nuestra actividad física los efectos positivos pueden desaparecer con facilidad. Esta comprobado que el esfuerzo merece la pena.

La música y el rendimiento deportivo

Alejandro Sacristán Santos

Experto en comunicación 

https://linkedin.com/in/alejandro-sacristán-santos-391040171/

La música está en todas partes. A veces incluso la percibimos sin ser plenamente conscientes de ello. Empezamos a escucharla con las nanas a una edad muy temprana y nos encargamos de no perder el gusto por las canciones escogiendo a nuestros artistas preferidos durante la adolescencia. La escuchamos en casa, en el coche, en las tiendas e incluso haciendo deporte. A la hora de hacer ejercicio, nos sirve como fiel acompañante provocando que nos sintamos entretenidos. Pero ¿y sí escuchar música beneficiase nuestro rendimiento deportivo?

Se sabe que la música es uno de los elementos que más placer produce al cerebro ya que libera dopamina, un neurotransmisor que también se activa con la comida, el sexo o el consumo de drogas. Los efectos de escuchar alguna melodía hacen que nuestro cerebro se active y vibre por completo. Elementos como el tono, el ritmo o la letra tienen la capacidad de activar miles de receptores en nuestro cerebro. El proceso mediante el cual ingerimos el sonido musical es el siguiente: Las ondas transportadas a través del aire que entran en nuestros oídos fruto de las vibraciones de los instrumentos, la voz o alguna otra fuente, se acaban convirtiendo en impulsos eléctricos que se transmiten al cerebro por medio de los nervios auditivos.

 

 

En el ámbito deportivo, son varios los estudios que demuestran una relación muy significativa entre la mejora del rendimiento del ejercicio aeróbico y el escuchar música. Investigaciones de Karageorghis y Priest (2008) ponen de manifiesto que la música crea en los deportistas efectos determinantes en su rendimiento. Es por este motivo por el cual se ha convertido en un complemento perfecto para el entrenamiento. El mismo estudio revela que la música tiene efectos sobre cinco aspectos muy importantes a la hora de valorar el entrenamiento y de comprobar sus resultados, como es el caso de la disociación, el nivel de activación, la sincronización, el aprendizaje de habilidades y el estado de Flow (estado emocional mediante el cual tenemos la sensación de que todo funciona según lo previsto).

 

im 1

http://beatrizfagundo.com/neuromarketing-y-musica/

Según Karageorghis y Priest, la música Reduce la percepción del esfuerzo y, por lo tanto, disminuye la sensación de fatiga. Actúa como relajante o, en su defecto, como estimulante antes de comenzar con la práctica deportiva. Se ha comprobado que la sincronización de la música y los movimientos facilita una mayor eficiencia del movimiento y la resistencia. También ayuda a que se produzca un aumento de la motivación intrínseca a la hora de aprender y mejorar las distintas habilidades.

 

im 2https://www.asmelhoresdietas.com/as-melhores-musicas-para-ouvir-durante-o-treino-caminhada-ou-corrida/

 

Por otro lado, Chtourou y Jarraya (2012) realizaron un experimento con un grupo de deportistas que consistía en valorar como afectaba escuchar música durante el calentamiento a los resultados de la competición. Dividieron el grupo en dos: el primero escuchó música durante el calentamiento mientras que el segundo no. Los resultados mostraron una potencia máxima significativamente mayor en el grupo de deportistas que calentaron con música.

Está comprobado también que el silencio no tiene beneficio alguno sobre el resultado final a la hora de practicar algún deporte. Al carecer de las capacidades motivacionales de la música desaparece su talento para crear aspectos positivos en el ánimo y disminuir los negativos. Tampoco se reduce la sensación de fatiga y nuestra fortaleza mental y física se ve resentida.

 

im 3

100 canciones motivantes para hacer deporte

 

Aunque es un campo en el que todavía queda mucho por estudiar ya que los resultados en ocasiones son un tanto contradictorios, es evidente que los hallazgos realizados hasta el momento indican que los efectos musicales en el rendimiento físico son verdaderamente positivos. No es descabellado pensar que la música pueda ser una herramienta muy valiosa en lo referente a la mejora del rendimiento deportivo en un futuro no muy lejano.

Neurociencia en el deporte

Alejandro Sacristán Santos

Experto en comunicación

https://linkedin.com/in/alejandro-sacristán-santos-391040171/

El deporte es una herramienta muy beneficiosa de la que todos nos podemos beneficiar en muchos aspectos. Su práctica mejora nuestra condición física, favorece gozar de una vida saludable, ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario y nos protege de enfermedades, entre muchas otras cosas. En el terreno neurológico, son varios los estudios que han demostrado que el cerebro también puede mejorar muchas de sus capacidades.

im 1

https://wallhere.com/es/wallpaper/594012

Según un grupo de investigadores de la Universidad de Granada a las órdenes de Luque-Casado, el ejercicio aérobico regular mejora la atención. El estudio reveló que aquellas personas que realizan deporte con asiduidad muestran mejores capacidades para focalizar la atención de manera eficiente. Tal y como reconoce la investigación, las personas que realizan ejercicio presentan un funcionamiento bidireccional entre el sistema nervioso central y autónomo más eficaz, es decir, entre el cerebro y el corazón.

El deporte también tiene efectos positivos a la hora de prevenir enfermedades como la demencia. Franco-Martínez reunió a un grupo de persona de edad avanzada, algunos sanos y otros con deterioro cognitivo, para comprobar los efectos del deporte sobre la función cognitiva en sujetos de este tipo. Tras realizar sus investigaciones, concluyó que aquellos sujetos con mayor índice de actividad física sufrían un menor deterioro de sus capacidades cognitivas.

im 2

https://draxe.com/cashews-nutrition/

Las migrañas y cefaleas tensionales también se pueden remediar con la práctica deportiva. Una investigación de Gil-Martínez publicada en la revista Neurología descubre que el ejercicio terapéutico rebaja la intensidad y frecuencia del dolor en migrañas y cefaleas tensionales.

Conclusiones de un estudio del Instituto Donders en el Centro Médico de la Universidad de Radboud en Holanda revelan que los efectos de hacer ejercicio mejoran nuestra memoria. Un grupo de 72 personas memorizó la disposición de 90 dibujos durante 40 minutos. Un tercio de ellos realizó ejercicio al acabar esos 40 minutos. Otro tercio espero 4 horas para empezar con la práctica deportiva. El tercio restante no hizo ejercicio. 48 horas más tarde, los 72 sujetos realizaron una prueba para observar que recordaban. Los resultados mostraron que el grupo que mejor había memorizado el orden de los dibujos había sido el que había hecho deporte 4 horas después de finalizar la tarea.

Pero no todo es positivo en lo referente a la práctica deportiva y nuestro sistema neurológico. El Journal of American Medical Association llevo a cabo una investigación para ver los efectos de los deportes de contacto en nuestro cerebro. Estudió los efectos en 111 cerebros donados por exjugadores de Futbol Americano y comprobó que 110 de ellos estaban dañados.

im 3

https://www.businessinsider.com/seahawks-tackling-style-could-change-nfl-2016-1?IR=T

Creo que el Futbol Americano es el deporte más violento en cuanto a golpes en la cabeza, junto con el boxeo. En este caso, este tipo de lesiones cerebrales lleva por nombre la demencia pugilística. Aunque hasta ahora no se había estudiado en profundidad, ya teníamos claro que había que proteger la cabeza. De hecho, se puso en marcha un Decálogo de prevención“. (Manuel Moltó, vocal de la Sociedad Española de Neurología)

 

Sin embargo, no es solo la neurología la que se beneficia del deporte. La neurociencia puede favorecer el rendimiento de los deportistas siendo un magnífico instrumento para aportarnos información crucial acerca de lo que ocurre en nuestro cerebro mientras estamos realizando un gesto deportivo concreto o cuando intentamos coordinar distintos grupos musculares. También nos puede servir para revelarnos información sobre como afectan nuestras emociones y nuestro estado de ánimo a los resultados en la competición. Un buen estudio del comportamiento de nuestro cerebro mientras estamos practicando algún deporte, sobre todo en la alta competición, nos puede resultar muy beneficioso para mejorar los resultados.

 

Sensory Branding – Hostelería

Andrea Lorenzo Montero

Experta en Neuromarketing, Packaging y Branding

https://www.linkedin.com/in/andrea-lorenzo-montero-9090b680/

La integración sensorial y las estrategias de Sensory Marketing está en auge. Se han convertido en tendencia y son una revolución. Como no podía ser de otra forma, también ha llegado al mundo de la hostelería y la restauración. Un nicho de mercado todavía poco explotado y con muchas opciones de éxito.

“A través de los sentidos recibimos alrededor de 11 millones de ítems por segundo, sin embargo, no prestamos atención a todos ellos, se estima que tan solo tenemos en cuenta alrededor de 40 ítems por segundo, mientras que el resto, nos llegan de forma inconsciente.” (Salagre D., 2016)

 

La oferta de restaurantes cada vez es más amplia y más variada. Encontrar un restaurante que nos pueda hacer sentir la comida a través de todos los sentidos, es más complicado. Por eso, la innovación en este sector es una gran oportunidad.

pixabay.com

 

“El marketing sensorial se define como la utilización expresa de estímulos y elementos que los consumidores perciben a través de los sentidos: vista, tacto, gusto, oído y olfato, para generar determinadas atmósferas. La utilización de estímulos sensoriales en la generación de atmósferas que apelan a los sentidos del consumidor no ha de entenderse como una forma de manipulación del cliente, sino como todo lo contrario, un proceso de mejora de las actividades de marketing dirigido a generar mayor valor para el cliente dotándole del tipo de entorno que demanda.” (Suárez y Gumiel, 2012)

 

Si hablamos de sentidos, todos influyen de una u otra forma en la manera en que consumimos. Y, si somos capaces de saber cómo abordarlos, podremos conseguir mejores resultados.

La vista: “los consumidores forman una opinión sobre los productos en menos de 90 segundos desde su primera interacción con ellos. Entre el 62% y el 90% de esa evaluación está basada solamente en el color del producto” (Salagre D., 2016). Pero también la iluminación puede hacernos percibir un local de una forma u otra: invitarnos a quedarnos, acelerar nuestra salida o hacer que estemos más o menos cómodos, relajados o excitados. Además de atraernos hacia el interior de la tienda y hacernos percibir los productos de una u otra forma (Suárez y Gumiel, 2012).

https://enlacearquitectura.com

 

 

El olfato: este sentido está muy relacionado con el recuerdo y la memoria. Los estímulos percibidos por el olfato recorren un camino muy corto hasta llegar a la amígdala (responsable de este recuerdo). Si se ataca bien a este sentido, podemos generar unas sensaciones que hagan al consumidor mantenernos en su memoria. Y si generamos un recuerdo positivo, las posibilidades de fidelización son mucho mayores.


Infografía: http://biohanatienda.blogspot.com

 

 

El gusto: es quizás el sentido más difícil de estimular porque necesita de la predisposición del individuo y su voluntad para interactuar con el producto. También necesita del olfato dado que el sabor es percibido entre un 80% y un 90% gracias al olor. (Salagre D., 2016).

“La textura de los alimentos, detectada por la sensibilidad táctil de la boca y la presencia de sustancias que estimulan las terminaciones para el dolor, modifican la experiencia gustativa.” (Baptista, M. V., León, M. F., Mora, C., 2010)

 pixabay.com

 

El tacto: este sentido es capaz de darnos mucha información acerca de un producto. Pero necesita de la presencia del consumidor en el lugar donde se encuentre el producto. en publicidad es difícil de explotar; pero en el mundo de la hostelería y la restauración puede ser un gran aliado. Pudiendo jugar con texturas, suavidad, peso… y además aprovecharlo para texturizar los productos y alimentos que se pueden ofrecer.

“Los consumidores sienten una mayor motivación a tocar el producto antes de comprarlo, ya que entrar en contacto con los productos favorece la confianza del consumidor y su valoración sobre estos.” (Suárez y Gumiel, 2012)

pixabay.com

 

Para terminar, el oído: podemos decir que los hilos musicales que percibimos en tiendas, restaurantes o cualquier plataforma comercial, pueden modificar nuestra forma de consumo. Un hilo musical pausado puede hacernos comprar y disfrutar de la experiencia de consumo de manera más relajada; mientras que un hilo musical más animado hará que nuestra velocidad se vea incrementada y que incluso nos anime a abandonar el espacio.

pixabay.com

 

Y todo esto es aplicable al tema que abordamos: hostelería y restauración.

Según un estudio de la Oxford University, realizado por Charles Spence y Bárbara Vargas, apoyan que la integración multisensorial de estímulos auditivos, visuales y táctiles pueden ayudar a explicar cómo percibimos el sabor. Y todo esto está teniendo un gran impacto en el diseño de comidas y bebidas, pero también en los restaurantes y la hostelería en general. Una combinación que ayuda no solo a estimular el paladar, sino también la mente y los sentidos. Auvray, M., y Spence, C. (2008).

 

Un ejemplo claro de integración multisensorial y Sensory Branding en este campo, es el restaurante Sublimotion, de Paco Roncero. A través de la creatividad de sus platos, pero también del entorno donde se desarrolla la experiencia de consumo, consigue una estimulación de los sentidos completa.

  
https://billionsproject.com/blog; https://tendencias.tv; https://welcometoibiza.com; https://foodandtravel.mx; https://www.autobild.es

 

Otros chefs se han atrevido a dar un paso más allá de la presentación tradicional. Han aprovechado para plasmar en sus platos (y en su restaurante) su personalidad atrevida y desenfadada. David Muñoz también ha querido crear una experiencia multisensorial para dotar a sus platos de vida y originalidad. Diverxo es una experiencia para todos los sentidos. Los lienzos que presenta David en su local juegan con los sentidos de los comensales.



https://www.takeachef.com/blog; https://www.andyhayler.com/restaurant/diverxo

 

 

Color y Neuromarketing

Andrea Lorenzo Montero

Experta en Neuromarketing, Packaging y Branding

https://www.linkedin.com/in/andrea-lorenzo-montero-9090b680/

El color es uno de los elementos más importantes del producto que queremos ofrecer.
El 84,7% de los consumidores, según Jürgen Klaric, reconoce que el color de un
producto es la razón principal para realizar la compra. “No es una exageración decir
que la gente no solo compra el producto por sí mismo, sino también por los colores
que lo acompañan. El color penetra en la mente del consumidor y puede convertirse
en un estímulo directo para la venta”, Luc Dupont (2004). Y que nuestras decisiones de compra se toman (en muchas ocasiones) en función de “la pinta” que tenga el
producto. Acertar con los colores de un producto pueden asegurar su venta.

 

 

El 93% de toda la comunicación humana es visual.

The Physiology of Visual Communication
Web: https://www.business2community.com/digital-marketing/visual-marketing-pictures-worth-60000-words-01126256

 

Asímismo, El Dr. Albert Mehrabian, un psicólogo que demostró que el 93% de la comunicación no es verbal. Una persona puede procesar imágenes 60,000 veces más rápido que el texto.

El uso de visuales sigue creciendo. Las estadísticas también muestran que para 2018, el 84% de todas las comunicaciones de marketing se presentarán visualmente. Hay una serie de razones por las que la comunicación visual es conocida por tener un mejor impacto en los sentidos de una persona. Un cerebro humano puede descifrar elementos de imagen simultáneamente. Nos permite transmitir mensajes más rápido, lo que significa que nos ahorra tiempo. La comunicación verbal implica un lenguaje que se decodifica de manera lineal y secuencial. Y debido a eso, recibir el mensaje tarda más tiempo en procesarse. El 93% de toda la comunicación humana es visual.

 

Un color puede hacernos sentir cosas de las que no somos conscientes en un primer momento. El rojo, claro ejemplo, puede hacernos sentir prisa, urgencia, ponernos en un estado de alerta… mientras que el azul, por el contrario, nos transmite calma, paz y seguridad. El amarillo nos pone contentos, nos hace pensar de manera más optimista; al igual que el naranja. El verde nos transmite sensación de que el producto o lugar es natural, eco-friendly… nos acerca la parte más “ecológica” y sana de los productos. El negro, en producto, transmite elegancia, formalidad, prestigio. Al igual que el morado. El blanco, pureza, limpieza, sencillez…

Por eso, las grandes marcas, deben tener claro qué quieren hacer sentir a sus consumidores o cómo quieren que les perciban. En función a lo que queramos hacer sentir al consumidor, podremos usar unos u otros colores.

 

Para llamar la atención, está claro que el rojo es el mejor color para hacerlo. Capta nuestra atención y nos pone en un estado de alerta y predisposición para prestar atención al producto. Marcas conocidas, llevan el color rojo por bandera y nos generan unas sensaciones y un recuerdo marcado. Pero hay que tener en cuenta que impactar en la marca del consumidor y generar recuerdo y engagement conlleva mucho más trabajo que la buena elección de un color. Por algo hay que empezar.

Una marca de pañales, de cuidado de bebes o de cuidado íntimo, llevará asociado a su comunicación colores pasteles, tonos claros… que causen sensación de protección y limpieza; además de tranquilidad y bienestar.

Debemos identificar a nuestro público objetivo, al target que queremos alcanzar para poner en consonancia los colores con sus gustos y preferencias.

pixabay.com

 

El color rojo

El rojo es el color rey para las marcas para llamar la atención del consumidor. Su “call to action”. Y no solo para ellas; también lo asociamos con descuentos, ofertas, productos promocionales…

Hace que nuestro ritmo cardíaco se incremente (debido a la estimulación emocional) y por eso, el impacto sea mayor. Pero como ya hemos dicho anteriormente, no es aconsejable aplicarlo a interiores porque puede llegar a generar estrés o irritabilidad. En productos bien; en interiores, regular (aunque depende del efecto que queramos causar).

pixabay.com

 

El color naranja

Es vitalidad, juventud, dinamismo. El color naranja nos transmite sensación de frescura, de innovación. Por eso, algunos sectores que a priori parecen enfocados a targets más adultos, han adoptado el color naranja para ir más allá de lo que podría ser su público potencial y llegar a públicos más jóvenes.

pixabay.com

 

El color amarillo

Puede conseguir que incremente nuestra serotonina y que nos sintamos más alegres y positivos. Es un color que puede funcionar como el rojo, para llamar la atención, pero que puede generar nerviosismo si, por ejemplo, un sala de reuniones o un pasillo de supermercado es completamente amarillo.

pixabay.com

 

El color verde

Es un color frío, pero transmite equilibrio. Se asocia con la naturaleza, lo orgánico, sano… Muchas marcas han cambiado su comunicación y los colores tradicionales corporativos para incluir el verde en sus manuales de identidad y convertirse en un aliado saludable. Es un color agradable para el consumidor. Se utiliza en plataformas y superficies que saben que el cliente va a disfrutar de una experiencia de consumo más que solo comprar.

pixabay.com

 

El color azul

Provoca calma, seguridad, sensación de limpieza… Al contrario que el rojo, el azul relaja el ritmo cardíaco y nos hace sentir seguros ante la toma de decisiones.

Por eso, en un entorno con tonos fríos pero suaves, nuestra confianza aumentará, nos encontraremos más seguros y, posiblemente, tomemos decisiones importantes con mayor convencimiento que en un entorno con tonos que nos provoquen una mayor alteración.

pixabay.com

 

El color morado

Es un color maduro. Es símbolo de lujo y elegancia. Combinado con negro, plata, dorado… genera sensación de exclusividad. También se relaciona con la sensualidad y sexualidad.

pixabay.com

 

El color marrón

Sugiere calma y tranquilidad. Es un color que se asocia con la tierra, el café, la madera… es un color que provoca una sensación neutra en todas sus tonalidades, aunque sea cálido.

pixabay.com

 

A grandes rasgos, los colores pueden transmitirnos este tipo de sensaciones y generar algunas de estas emociones tras percibirlos. Aunque existan muchísimos otros y sus combinaciones puedan agregar significados. Al igual que la saturación, la luminosidad o dónde se empleen. Estudios apoyan la importancia del contexto en la percepción del color.

El estudio realizado por Eiling Yee, demuestra que tras realizar una acción en la que el color es un criterio relevante, el cerebro confiere en lo que hagamos inmediatamente después más importancia al color.

“En otras palabras, si una persona acaba de estar pensando de qué
color pintar el salón e inmediatamente después piensa en limones, el tono amarillo de
los mismos tendrá una mayor importancia en torno al concepto limón que si hubiese
estado probando el sabor de una salsa, en cuyo caso el amargor ganaría relevancia” Eiling Yee (2008)

Hay que tener cuidado también con el significado que pueda tener el color en las diferentes culturas, ya que el blanco en Europa significa pureza y paz y en Japón, India o China significa luto. Y un pequeño fallo en algo que podemos considerar insignificante, puede marcar el rumbo de éxito o fracaso para un producto o marca.

 

Posicionamiento de marca

Andrea Lorenzo Montero: experta en Neuromarketing, Packaging y Branding
https://www.linkedin.com/in/andrea-lorenzo-montero-9090b680/

Cómo conseguir que el consumidor posicione tu marca en el número 1

¿Qué lugar ocupa tu marca en la mente del consumidor?

¿Es la primera en la que piensa tu público cuando le preguntan por ella?

 

Un buen posicionamiento de marca puede conseguir diferenciar tu empresa del resto.

Para conseguir un buen posicionamiento, tenemos que tener claro qué queremos conseguir. Una empresa/marca se puede posicionar respecto a muchos factores (la propia marca, su producto, su comunicación, sus eventos, su precio o promociones…). Por eso, cuanto más definido sea nuestro plan de posicionamiento, más fácil será conseguir los objetivos marcados. Y para eso, hay que definir muy bien el público objetivo al que nos dirigimos (y queremos impactar).

 

Si hablamos de un posicionamiento de marca, imagen propia, podemos hablar de:

  • Los atributos de la empresa/marca
  • Sus beneficios
  • Los valores distintivos, que le hacen único

 

Todo ello relevante para el consumidor, que impacten a nuestro público. Ofrecer algo diferente, que nos posicione por encima de nuestra competencia.

 

videoblocks.com

 

Un posicionamiento puede tener las siguientes características:

  • Ser claro y dirigido al público objetivo.
  • No estar a la sombra de otras marcas. Es decir, conseguir diferenciarse.
  • No debe de ser confuso. Un buen posicionamiento no puede dudar de lo que hace.
  • Debe aportar valor al producto o servicio que ofrece.
  • Si conseguimos un buen posicionamiento, conseguiremos estar en el top of mind de nuestro consumidor. Seremos la primera opción en la que piense nuestro comprador.
  • Además, un buen posicionamiento generará un engagement con el público. Si conseguimos crear un vínculo con el cliente más allá de la compra (y de la compra repetida), conseguiremos clientes de calidad. Fieles a la marca.
pixabay.com

Este tipo de consumidor es el que quizás más interese a las marcas. Sobre todo hoy en día que todo es tan superfluo, tan rápido y cambiante. Conseguir un cliente fiel, que vuelva, que considere a la marca de calidad y que incluso llegue a ser prescriptor, tiene mucho más valor que diez clientes de una vez.

Llegados a este punto, podemos decir que es aquí cuando el cliente se siente implicado y comprometido con la marca cuando él mismo comienza a generar contenido y esto, para la marca, es muy importante.

  • Un buen posicionamiento tiene que ser coherente. Tiene que existir coherencia entre la marca y el brand positioning. Si no es así, podemos llegar a confundir al consumidor y que se pierda entre lo que queremos ofrecer y lo que realmente se ofrece.

La coherencia de marca se entiende como: lo que dice la marca + lo que entiende el consumidor.

  • Todo esto tiene que ser creíble. De nada sirve prometer un posicionamiento espectacular si nuestro producto no sigue la línea argumental o si no está acorde a los valores de la marca.

 

Como decía al principio, podemos diferenciar el posicionamiento de varias formas:

  • Por precio
  • Por calidad del producto
  • Según sus atributos diferenciadores
  • Por novedad; por ser los primeros
    • Estas estrategias a veces se copian y la competencia aprovecha esta innovación para sacar productos a menor coste imitando los elementos diferenciadores que han sido novedad para el mercado
  • Y otras muchas formas de posicionamiento…
pixabay.com

El creciente interés por conocer qué ocurre en la mente de los consumidores, ha llevado a estudiar cómo se comporta el consumidor en casi todas las disciplinas. También ha llegado a estudiar el posicionamiento. Por eso, teniendo en cuenta todo lo explicado anteriormente, podemos ayudarnos de las técnicas de neuromaketing para conocer cómo se posiciona la marca en la mente del consumidor y cómo nos ve.

Además de qué percibe realmente y qué hace que la distinga frente a otras. Gracias al uso de técnicas no tradicionales (como los estudios con EEG, fMRI, medidas periféricas…) podemos llegar a saber qué le gusta o disgusta al consumidor de nuestra marca. Las medidas tradicionales (encuestas, focus group…) pueden darnos una aproximación de qué estamos haciendo bien y qué no. Pero muchas veces, las medidas neurocientíficas nos acercan mucho más a qué es lo que demandan los consumidores (y que muchas veces ni ellos mismos saben).

El neuromarketing va mucho más allá del marketing tradicional y busca conocer la mente del consumidor. Estamos en una época de la publicidad en la que las emociones y los sentimientos son la base de la comunicación. Y las decisiones de compra las tomamos en función de ellas (además de decidir si nos gusta o no una marca). Un buen posicionamiento conseguirá que nos sintamos parte de la marca, conseguirá que la marca nos emocione y que sea nuestra primera elección de compra por cómo y lo que nos hace sentir.

menteyexito.org

Listado centros de formación en Neuromarketing

Neuromarketing a tu alcance.

Relación de centros formativos por países.

Captura de pantalla 2018-10-16 a las 12.16.27Captura de pantalla 2018-10-16 a las 12.16.39

Imagen 4

Experto: ADRIÁN CRESPO RODRÍGUEZ
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/adriancresponeuromarketing10/
Teléfono: +34 638038702
Contacto: acrespo4.ac1991@gmail.com

Formación en Neuromarketing  

¿Te atreves?   

Por: Adrián Crespo Rodríguez

Si eres un apasionado de la neurociencia, el marketing sensorial y experiencial es lo tuyo o te interesa e intriga cuál es el comportamiento de compra del consumidor, te sonará qué es el Neuromarketing.

Pero si estas buscando un nuevo reto, has oído hablar de las tecnologías de medición biométrica o quieres ir un paso más allá en tu relación con el marketing…esto te podría interesar.

¿Qué es Neuromarketing?

Es la ciencia que estudia el comportamiento que tenemos como consumidores ante un estímulo, ya sea publicidad, packaging, y cómo reacciona nuestro cerebro antes, durante y tras el proceso de compra.

El cerebro en el proceso de compra.

neuromarketing-grafica.png

Fuente: Vilma Núñez (2018).

 Esta nueva disciplina, combina, además, las técnicas de medición usadas por la neurociencia con el marketing tradicional, permitiendo conocer mediante pruebas de EEG, fMRI, seguimiento ocular, respuesta galvánica, que sucede en nuestro cerebro y organismo cuando estamos expuestos a los modelos de venta usados por el marketing.

Ahora bien, ¿dónde podemos formarnos?

Actualmente, la oferta es muy variada y ajustada a necesidades. Podemos encontrar cursos de todo tipo, desde nacionales a internacionales, presencial, semi-presenciales o completamente online, diplomas, máster y certificados, …

A continuación, vamos a desarrollar una lista de las principales y distintas ofertas que pueden interesar.

EUROPA

España

Escuela Superior de Comunicación y Marketing de Granada

Máster en Neuromarketing

Tipo de curso: Máster.

Titulación: Postgrado.

Duración:   6 meses.

INESEM Business School de Madrid

Máster en neuromarketing

Tipo de curso: online.

Titulación: Postgrado.

Duración:   10 meses.

Incluye prácticas.

School of Humans Science and Technology de Madrid

Master in Market Research and Human Behavior

Tipo de curso: Máster.

Titulación: Postgrado.

Duración:   10 meses.

Incluye una unidad dedicada exclusivamente al Neuromarketing.

Universidad Autónoma de Barcelona

Máster en Neuromarketing

Titulación: Postgrado.

Duración:  8 meses.

Requisitos: ser licenciado o graduado. Es recomendable tener conocimientos en psicología, estadística y programas en gestión de datos.

Universidad de Barcelona

Neuromarketing Aplicado

Tipo de curso:  curso de especialización de 7 ECTS, online.

Titulación: Postgrado.

Duración:  5 meses.

Requisitos: cuenta con una sesión práctica con BitBrain.

Universidad Complutense de Madrid

Máster en Neuromarketing y Comportamiento del Consumidor

Tipo de curso:  Máster propio de especialización.

Titulación: Postgrado.

Duración:  9 meses (de noviembre de 2016 a julio de 2017).

Universidad de Granada

Máster Propio en Neuromarketing

Tipo de curso: Máster.

Titulación: Postgrado.

Duración:   9 meses.

Universidad Internacional de la Rioja

Máster Online en Neuromarketing

Tipo de curso:  Máster propio de especialización.

Titulación: Postgrado.

Duración:  9 meses (de noviembre de 2016 a julio de 2017).

Universidad Rey Juan Carlos I (Madrid)

Máster en Desarrollo de Técnicas Neurocognitivas en Organizaciones Empresariales

Tipo de curso:  Máster de 60 créditos.

Titulación: Postgrado.

Duración:  un año.

Requisitos: la selección se basará en la valoración del CV, entrevista personal y una prueba expresión oral y escrita en español.

CEU Programa Ejecutivo Avanzado de Neuromarketing

Tipo de curso: Presencial en Madrid

Precio: 3.200 €

Comienzo:15/03/2019

Horario: viernes tarde y sábado mañana

Duración: 80 Horas

MSMK Marketing Business School

Máster en Marketing Creative & Visual Communications

Modalidad: 100 % presencial

Fecha de inicio: 24 octubre 2018

Titulación: título propio por msmk

Horario: lunes a jueves de 18:45 a 21:45

Información: asignatura impartida dentro del máster

ESIC Marketing Research

Lugar: Madrid, octubre 2018

Viernes de 16:30 a 21:30 horas y sábados de 09:00 a 14:00 horas

Precio: 7.700 €

IE Business School

Máster en market research & consumer behavior

Tipo de curso: presencial

Lugar: Madrid

Idioma: inglés

Comienzo: octubre

Duración: 10 meses

 Alemania

Hamburg Media School (Hamburg)

Neuromarketing Manager

Tipo de curso: programa desarrollado en colaboración con Sales Brain. La mayor parte de la formación es online.

Titulación: Grado.

Duración:  12 meses.

Dinamarca

Copenhagen Business School

Asignaturas que abordan el neuromarketing y neurobranding

Tipo de cursos: asignaturas de 7,5 ECTS.

Titulación: disponibles en grado y postgrado.

Duración:  6 meses.

Coursera/Copenhagen Business School 

Introducción a la neurociencia de consumidor y neuromarketing

Tipo de curso: online.

Titulación: diploma acreditativo.

Duración: 6 semanas.

Requisitos: registrarse en Coursera.

Holanda

Erasmus University (Amsterdam)

Neuromarketing

Tipo de curso:  asignatura de 6 ETCS.

Titulación: Postgrado en Marketing Management.

Duración:  3 meses.

Requisitos:  contar con un nivel alto de inglés y un grado en una disciplina en la que el candidato haya realizado algún tipo de investigación

University of Amsterdam

Social Neurocognitie and Neuroeconomie

Tipo de curso:  asignatura de grado.

Titulación: Parte del grado de Psicobiología.

Duración:  primavera 2017.

Requisitos: haber completado el 1º de la carrera.

Maastrich University

Máster en Cognitive and Clinical Neuroscience, Specialization in Neuroeconomics

Tipo de curso:  Máster de 220 ECTS.

Titulación: Postgrado.

Duración:  2 años.

Francia

IESEG School of Management (Lille)

Neuromarketing

Tipo de curso:  curso de libre elección.

Titulación: Postgrado en marketing estratégico.

Duración:  9 meses.

Portugal

ISG Business and Economics School (Lisboa)

Máster en Neuromarketing y Neuroestrategia

Tipo de curso:  Máster de 48 ECTS.

Titulación:  Postgrado.

Duración:  dos fases- fase I presencial (octubre) y fase II online(noviembre-junio)

Reino Unido

London School of Economics and Political Science (Londres)

Máster en Behavioural Science

Tipo de curso:  Máster.

Titulación:  Postgrado.

Duración:  16 meses.

Malta

Universidad de Malta 

Neuromarketing Technology

Tipo de curso:  asignatura optativa de 4 ECTS.

Titulación: Grado en Marketing.

Duración:  1 semestre.

OCEANIA

Australia

University of Melbourne (Melbourne)

Neuromarketing

Tipo de curso: asignatura.

Titulación: Disponible en Grado y Postgrado.

Duración:  un semestre.

Requisitos: cursar la asignatura de Principios del Marketing (MKTG10001).

ASIA

Singapur 

Nanyang Technological University

Asignaturas de neuromarketing

Tipo de curso: varias asignaturas del programa.

Titulación:  Postgrado.

Duración:  1 año.

AMÉRICA DEL NORTE 

EE. UU.

Fielding Graduate University (Santa Barbara)

Psychology of Neuromarketing

Tipo de curso: asignatura optativa.

Titulación: Postgrado online.

Duración:  un semestre.

Instituto Tecnológico de Massachusetts (Boston)

Neuroscience and Society

Tipo de curso: Asignatura optativa.

Titulación: disponible en Grado y Postgrado.

Duración:  Un semestre.

Duke University (Durham)

Formación multidisciplinar en Neurociencia

Tipo de curso: diversas asignaturas teóricas y con proyectos de investigación.

Titulación:  Grado y Postgrado.

Más información: es un centro importante en investigación en neurociencia y cuenta con Dan Ariely entre su profesorado.

Iowa State University

Neuroscience Program

Tipo de curso: grado con asignaturas que ofrecen un acercamiento multidisciplinar a la ciencia. Además, el área de investigación realiza estudios en neurociencia del consumidor

Titulación: Grado, Postgrado y doctorado.

Temple University

Centre for Neural Decision Making

Tipo de curso: posibilidad de

Titulación: Grado, Postgrado y doctorado.

Más información: ofrece la oportunidad de formarse y realizar estudios de neurociencia del consumidor.

AMÉRICA DEL SUR

Argentina

Instituto Braidot de Formación (Buenos Aires)

Programas modulares en el área de Neuromarketing

Tipo de curso: online/seminario presencial.

Titulación: postgrado.

Más información: Diversos programas formativos (comportamiento del consumidor, pricing, comunicación) abordados desde la perspectiva de la neurociencia.

Pontifica Universidad Católica Argentina (Buenos Aires)

Programa de neuromarketing

Tipo de curso: online.

Titulación: postgrado.

Duración:  23 horas.

Chile

Universidad de Santiago de Chile 

Diploma en Neuromarketing

Tipo de curso: programa presencial de neuromarketing.

Titulación: Postgrado.

Duración: 6 meses.

Requisitos:  profesionales del marketing.

Guatemala

Panamerican Business School (Ciudad de Guatemala)

Postgrado en Neuromarketing

Titulación: Postgrado.

Duración:   6 meses.

Más información: combina sesiones presenciales, con módulos online y videoconferencias. La formación está dirigida por el Doctor Nestor Braidot.

México

ITESO Universidad Jesuita (Guadalajara)

Neuromercadología

Tipo de curso:  asignatura obligatoria.

Titulación: Postgrado en Mercadotecnia Global.

Requisitos: contar con un mínimo de 2 años de experiencia en empresa.

Perú

Universidad de Lima

Neuromarketing

Tipo de curso:  asignatura electiva.

Titulación: Grado en Marketing.

Universidad Peruana Cayetano Heredia

Neuromarketing y Neurociencia aplicada a los negocios

Titulación: Diplomatura.

Duración:  6 meses.

Requisitos: se valorará el CV

Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas

Programa especializado en Psicología del Consumidor

Titulación:  Postgrado

Como hemos podido comprobar, el Neuromarketing es una realidad a escala global, presente en la formación de todo el mundo.

Si bien es cierto, a día de hoy todavía cuenta con el escepticismo de algunos, y aunque es una disciplina que se esta desarrollando y evolucionando rápido, queda trabajo que hacer e investigación que desarrollar para que en no muy largo plazo esta nueva corriente sea clave y fundamental como departamento en las empresas de todo el mundo.

Yo ya aposté, y tú, ¿te atreves?

 NEUROMARKETING.

 

Imagen 4

Experto: ADRIÁN CRESPO RODRÍGUEZ

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/adriancresponeuromarketing10/

Teléfono: +34 638038702

Contacto: acrespo4.ac1991@gmail.com

¿Cuáles son las claves para conseguir un buen branding?

Andrea Lorenzo Montero: experta en Neuromarketing, Packaging y Branding

https://www.linkedin.com/in/andrea-lorenzo-montero-9090b680/

Cuando hablamos de branding no podemos evitar que algunas de las marcas más conocidas en el mundo vengan a nuestra cabeza. No hace falta que mencione ninguna de ellas, simplemente con un color, una frase o una palabra, sabemos de quién estamos hablando. Me atrevo a decir que muchos y muchas de las que leáis este post habéis pensado en rojo y en la felicidad. Si no ha sido así, mis disculpas, el Tarot y yo nunca nos llevamos del todo bien.

Crear un buen branding y de calidad, es complicado. No es fácil construir una marca de la noche a la mañana. Una marca nace, se tiene que criar y llegar al consumidor, al público objetivo. Una marca crece entre sus seguidores y se convierte en un referente para las demás marcas. Una marca no es solo un logo o un imagotipo. Una marca es mucho más: es color, es tacto, es olor, es recuerdo, es imaginación, es querer ser esa marca. Una marca es, en muchas ocasiones, un modelo de vida, una religión. Quizás esto último sea exagerar un poco, pero algunas empresas lo han hecho tan bien, que han conseguido que todo el mundo quiera comer manzanas.

Podemos decir que algunas de las características que debe tener un buen branding son las siguientes:

 

  1. La marca tiene que ser reconocible, identificable

Nuestra marca tiene que ser fácil de reconocer. Da igual que sea gracias a un color, a un olor, a un sonido… a cualquier estímulo sensorial. No importa cómo llegue a nosotros, lo importante es que llegue y sepamos quién está detrás. De nada sirve invertir millones en publicidad, marketing, difusión… si cuando el consumidor recibe nuestra marca, no es capaz de relacionarla con nuestro producto. O si no sabe ni siquiera qué marca está detrás de una creatividad impresionante.

 

  1. Única: USP, diferenciación

La marca tiene que ofrecer una USP (Unique Selling Proposition). Tiene que ser única, diferenciarse del resto. Destacar sobre la competencia. En un mercado con una oferta muy homogénea, muchas veces la única forma de destacar sobre el resto es ofreciendo algo diferente. Por eso, la diferenciación de la marca (ya no solo del producto), es importante para conseguir ir un poquito más lejos que la competencia.

 

  1. Fácil de recordar

– Dime la primera marca de refresco que se te venga a la cabeza

+ Amarillo

Si amarillo es nuestra marca, lo estamos haciendo bien. Hemos conseguido conectar con el público de alguna manera. Estamos en su primer recuerdo espontáneo. Nos hemos colado en su cabeza.

Un recuerdo positivo inclina la balanza hacia las posibilidades de comprar otra vez ese producto o volver a disfrutar del servicio. El sistema de recompensa se activa.

Por el contrario, uno negativo, hará que no solo no se vuelva a disfrutar de la experiencia, sino que seguramente esa experiencia se comparta más con los círculos más cercanos. El sistema de castigo es ahora el activado.

Así, hay que tener en cuenta que una experiencia de marca positiva (y cada vez más), estimula el retorno del consumidor y las posibilidades de captación de otros nuevos gracias al bocaoreja.

 

  1. Coherente: imagen + identidad corporativa.

Todo nuestro branding tiene que ir acorde a los valores de la marca. La coherencia es importante para dar consistencia a la marca, para darle credibilidad y fuerza. Un buen branding tiene que ser capaz de abrazar la cultura de la empresa, los valores corporativos, estar en consonancia con la imagen…

 

  1. ¡Hazlo simple!

Cuanto más simple sea nuestro branding, más fácil será de recordar. Si además aunamos las cuatro características anteriores, más posibilidades de que funcione nuestra marca. Simple para que el consumidor vea la marca y sus valores a golpe de vista. Sencillo, llamativo y consistente.

Todo esto puede conseguir un buen branding, que sea eficaz y consiga buenos resultados. Además de otras acciones y de una buena gestión global.

Neurogaming: ¿Qué piensa una persona durante el juego? ¿Y un profesional?

580ebd87-d9b5-4906-9800-c1a7256700d0

Escrito por el redactor y experto en Neurogaming Daniel Rubio Castellanos.
LinkedIn
: https://www.linkedin.com/in/daniel-rubio-castellanos-6146b2140/

Brain-Header

Fuente: http://www.gamemusictown.com/video-games-affect-brain/

¿Qué ocurre en el cerebro de los competidores de eSports? La investigación de Neurociencia y Gaming pionera en España Proyecto BrainGamer va por su segundo día. Después de la visita del equipo Vodafone Giants (miércoles 19 de septiembre) es el turno de los equipos semiprofesionales (jueves 20 de septiembre). A lo largo del día estaremos al cuidado de Quimera E-Sports, GGaming y Aetos Gaming, contendientes para jugar en el plano profesional de League of Legends. ¿Qué diferencias encontraremos en los resultados de un grupo y otro? Cualquiera que haya jugado alguna vez a un videojuego sabe que las emociones que experimenta en el proceso son intensas; más incluso si se enfrenta a otra persona en modo multijugador. Alegría en la victoria y tristeza o ira en la derrota, la competición entre dos equipos acrecienta los nervios (mayor actividad psicosomática) si hay algún premio en juego.

En colaboración con BrainSigns, Polo de Contenidos Digitales, Survival Gaming y Red de Cátedras Estratégicas de la Universidad de Málaga se utilizarán diferentes heramientas para la investigación: Electroencefalografía, respuesta galvánica de la piel, ritmo cardíaco, seguimiento ocular y muestras hormonales a través de saliva. También se pasa un breve test psicológico que indaga en el estado emocional y fisiológico subjetivo de los participantes. La meta es averiguar cómo influencian las situaciones de competencia de los deportes electrónicos en la respuesta anticipatoria de los pro-gamers. Para ello se medirá principalmente la segregación de testosterona y cortisol y las emociones antes, durante y después del juego.

Con los datos obtenidos podremos explorar más acerca del comportamiento, actividad cerebral y respuesta hormonal de los jugadores de eSports. Esto supondrá un paso más para la investigación del Neurogaming mundial. Se trata de una disciplina que, aunque muy joven, aumenta progresivamente su demanda. Conforme avance el tiempo, habrá más interés por esta rama científica en una sociedad en la que el consumo de videojuegos está tan extendida. No por nada está en el primer puesto como opción de ocio y entretenimiento.

Los avances neurotecnológicos brindan hardware con grandiosas aplicaciones en la industria del videojuego, como Realidad Virtual (VR), Realidad Aumentada (AR) e incluso Interfaz Cerebro-Ordenador (Brain-Computer Interface o BCI), y viceversa; la cultura Gaming tiene un enorme impacto en el estudio de jóvenes, y no tan jóvenes, desde antropología, sociología y psicología, lo cual es de interés igualmente en Neurociencia. El resultado de la interacción es lo que se ha dado a concoer como Neurogaming, la disciplina que promete desentrañar la mente de los jugadores, sean casuales, amateurs, semiprofesionales o estrellas de eSports. Sin ir más lejos, en el Proyecto BrainGamer se tendrá en cuenta la respuesta del grupo control (novicios y amateurs), grupo de profesionales (estrellas) y grupo de semiprofesionales.